En este post analizaremos el proceso de fabricación de un contenedor de carga. Incluye desde la alteración de las láminas de acero que llegan a fábrica, hasta que es pintado, revisado, y rotulado. No es tan sencillo como parecer, en este caso, veremos un  contenedor de categoría A que es hermético y posee un suelo de madera, fabricado en China para una compañía que tiene su sede en Canadá.

La cadena de montaje sigue este proceso:

  • El proceso se inicia a partir de un rollo de acero, poco a poco se va desenrollando y se van cortando en láminas.
  • A continuación, se prócer a lavarlo por medio de un chorro de arena y se le da una imprimación.
  • La aplicación de una ondulación , es necesario para dotar de una resistencia a los contenedores y reducir su peso. Esto es  lo que aporta ese aspecto corrugado tan característico.

Fuente:Mascontainer.com

  • Las láminas se sueldan entre sí para formar las paredes y techo del contenedor. En el techo se da una ondulación mucho más suave que en el resto del contenedor.
  • Se usan perfiles tubulares cuadrados para fabricar las aristas, a ellos se sueldan/fijan luego las planchas de acero.
  • Las puertas se fabrican con láminas que se ondulan y luego se sueldan a los marcos tubulares.
  • El suelo es la cara más resistente, es un forjado hecho con viguetas metálicas, que incluye dos refuerzos y un arriostramiento.

Fuente:Mascontainer.com

  • Antes de pasarlo por el túnel de pintura hay que dotarlo de una capa de imprimación.
  • En este caso, el suelo del contenedor es de madera, formado por paneles debidamente cortados y barnizados. Luego se distribuyen en el piso y se les hacen los agujeros donde irán los tornillos de fijación.
  • Tras colocar los herrajes de las puertas y para dotarle de una impermeabilización, se colocan unos sellos de goma.
  • La parte inferior del contenedor queda impermeabilizada desde fuera (por abajo), haciéndolo pasar por encima de un foso.
  • Tras la inspección, se rotula y etiqueta.

Los contenedores fueros diseñados teniendo el transporte en mente. Los puntos de sujeción son fundamentales para su manipulación por medio de grúas; así como se dota de un marco rígido para asegurar su perdurabilidad en el tiempo. Son muchas cargas, manipulaciones y movimientos a los que están sometidos y como ventaja: pueden apilarse unos sobre otros, hasta un máximo de 9 unidades de altura, y a plena carga.

Tipos de contenedores y la sostenibilidad

Los hay de varios tipos, dependiendo de la mercancía que vayan a transportar. Por eso algunos son herméticos, refrigerados, otros son abiertos por arriba o lateralmente, etc. Pero también se distinguen por su tamaño, aunque los más utilizados son los de 20 y 40 pies de largo. Todas las dimensiones están estandarizadas, según la normativa ISO. La anchura interior es de 235cm, y la altura de 262cm, aunque existe un modelo de 40 pies que tiene el techo a 292cm, por eso se le llama High Cube.

La sostenibilidad es fundamental. De esta forma el  contenedor de transporte se comporta como un producto que se puede alterar, reutilizar, y reciclar, incluso después de muchos años de uso. Estos módulos han provocado a lo largo de décadas un gran impacto en la globalización y en el comercio. Se considera que el 90% de absolutamente todo lo que consumimos ha viajado alguna vez en uno de estos contenedores.

 

Los contenedores y la arquitectura modular

Un dato, desde hace unos años a esta parte, los contenedores se están usando como arquitectura modular prefabricada.

¿Necesitas más información?

Calderería Marllo, con más de 15 años de experiencia,  ha iniciado un proceso de desarrollo empresarial en el que nuestro principal objetivo es la ampliación de nuestra cartera de clientes ofreciendo el mejor servicio posible así como un precio muy competitivo. No dude en contactar con nosotros mediante nuestro número de teléfono +34 976 45 59 27 o nuestro correo electrónico marllo@caldereriamarllo.es